martes, 22 de marzo de 2011

Galletas de encaje

Buenos días:
Tengo tantas recetas guardadas que tengo que contenerme para no soltarlas todas de una vez...
La semana pasada me apetecía cocinar así que me decidí por estas galletas. Desde que las ví en El Rincón de Bea supe que tenía que hacerlas. Hace dos meses compré los microcortadores por internet y desde que llegaron los estaba guardando para estrenarlos con esta receta.
La receta que utilicé es una que me pasó una de mis hermanas mayores, y ella la descubrió cuando trabajaba en Suiza.
Ingredientes:
  • 250g mantequilla a temperatura ambiente
  • 125g azúcar blanca
  • 1 cucharadita extracto vainilla
  • 350g harina + extra para espolvorear
La mantequilla debe estar a temperatura ambiente, basta con que la saqueis de la nevera unas horas antes. Como me gusta batir a mano y además no tengo Kitchen Aid (aunque la roja es tan bonita....), las indicaciones son para hacerlas a mano.
En un bol se bate la mantequilla hasta que quede a punto pomada (ahora con el blog, intentaré sacar fotos de la preparación), se le añade el azúcar y se sigue batiendo, yo en este momento paso de utilizar las varillas a utilizar una cuchara de madera. Las cucharas de madera que tengo para repostería son sólo para repostería, no se usan para guisos ni nada por el estilo.
Al utilizar azúcar blanquilla, la masa va a quedar arenosa, si a alguien no le gusta puede utilizar azúcar glasé, yo nunca la utilicé en esta receta así que no sé como quedará.
Una vez que el azúcar ya esté mezclado con la mantequilla se le añade la vainilla, también se puede añadir, zumo o ralladura de limón o naranja, eso va a gusto del consumidor. Se mezcla bien y a continuación se añade la harina poco a poco y tamizada. Al principio se remueve con la cuchara pero luego se pasa a utilizar las manos, se sigue añadiendo la harina hasta que notemos que ya es suficiente.
En este momento, se forma una bola o rulo y se envuelve en film transparente o en bolsas especiales para bocadillos. Esta masa debe estar al menos 1 hora en la nevera. También se puede congelar, es ese caso la sacareis unas horas antes, incluso se puede cortar un trozo y dejar congelado el resto.
En la mayoría de los blogs que sigo indican que para estirar la masa debe hacerse entre dos papeles de horno, en mi caso me gusta espolvorear con harina la mesa y estirar en pequeñas porciones, a mi me va bien así ;)
Al quitar la masa de la nevera podeis amasarla un poco más para que pierda el frío, cortamos en porciones y vamos estirando con un rodillo. Se cortan las formas con los cortadores grandes y se pasan a la bandeja de horno donde habremos puesto papel especial de horno. Bea indica que debe volver a guardarse en la nevera para que la masa no se caliente y pierda la forma, en mi caso no la guardé en la nevera y los dibujos quedaron bien, supongo que dependerá del tipo de masa y del ambiente que haya en la cocina.
En mi caso preparé una bandeja de cada forma, luego con tranquilidad me sentaba y hacía los dibujos tanto con pajitas, palitos de brocheta o los cortadores pequeños.

Una vez hechos los cortes, los restos de masa los dejaba a un lado para mezclar más adelante con más restos. No es conveniente amasar y estirar mucho la masa, ya que se acartona y se rompe, por lo que primero preparé 3 bandejas de galletas y luego esos restos los volví a amasar y como la espalda ya sufría hice unas galletas con forma de trébol. Una vez están todas las galletas preparadas es en ese momento cuando enciendo el horno, mientras calienta voy recogiendo la mesa y la cocina y ya voy poniendo las bandejas al horno. Normalmente la primera bandeja tarda más tiempo, pero en ningún caso pasa de 10 minutos, es importante estar pendiente del horno. Con unos 6-8 minutos es suficiente. Al sacar del horno parece que las galletas están crudas pero al enfriar se verá como están perfectas. Se colocan sobre rejillas o bandejas para que enfrien.
Las galletas duran bastante tiempo, eso sí deben estar guardadas en una lata y para que no se ablanden es conveniente meter un trozo de pan duro, para que éste absorba la humedad y no le afecte a las galletas.

Ahora sólo os queda hacerlas. La gente alucina al verlas y como me dijo una amiga, con tanto hueco no engordarán mucho...

Espero vuestros comentarios



8 comentarios:

  1. Tienen una pinta buenisima. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola!

    Pues si, muy buena pinta! Tengo yo también ganas de hacerlas, pero como no tengo mini-cortadores, tendré qeu esperar a que pase mi cumple... menos mal que ya queda poco!
    Te quedaron genial, bien caladitas, como a mi me gustan!

    Un saludo, me alegro de que marifé nos pusiese "en contacto".
    natalia

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Marga
    Natalia, muchas gracias. Cuando llegaron mis minicortadores, mi familia creia que era para hacer mini galletas, pero yo ya les tenía su trabajo asignado... Volveré a hacerlas, ver las caras de la gente es increíble...

    ResponderEliminar
  4. Sonia,lo bueno de estas galletas es que no tienes que preparar glasa jeje
    Lo sé, tengo un problema con la glasa, no nos llevamos bien pero eso va a cambiar ;)

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias Julia.
    Las tuyas tambien te quedaron muy bonitas, es verdad que al principio no sbaes que dibujos hacer y te dan ganas de copiar pero luego te animas y ya vas inventando y algunas quedan más bonitas que otras pero...

    ResponderEliminar

Gracias por pasar un ratito de tu tiempo visitándome y por tus comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...